En los últimos años ha crecido el interés de las compañías mineras en buscar litio, ya que es un insumo para la fabricación de baterías de autos eléctricos. Si este producto se masifica, será una revolución a nivel global.

Esto ha convertido a Puno en la región con más petitorios mineros, luego de que en el 2017 la minera canadiense Macusani Yellowcake descubriera un gran yacimiento de litio en una zona cercana a la frontera con Bolivia (el yacimiento luego pasó a manos de las también canadiense American Lithium).

Puno lidera el ranking regional de petitorios mineros en este 2022 (662 petitorios), por encima de Arequipa (596), Áncash (464) y La Libertad (423), según el último reporte del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet), con datos al 5 de setiembre.

“Puno es la región que genera más interés pues hay una fiebre por el litio, sobre todo entre las mineras extranjeras. Pero ya todas las zonas identificadas con potencial están solicitadas”, señaló Henry Luna, presidente del Consejo Directivo del Ingemmet.