El programa Reactiva Perú ha sostenido la cadena de pagos beneficiando a más de 501,000 empresas. De éstas, alrededor del 98% son micro y pequeñas empresas (mype) y las ha financiado a tasas de interés históricamente bajas.

De acuerdo con el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, el crecimiento en casi todo el crédito por sector económico es notable. Los que crecieron a un ritmo mayor son los más importantes para la economía como Comercio, Servicios, Manufactura y Construcción.
Según estadísticas del Banco Central de Reserva del Perú (BCR), los desembolsos del programa Reactiva ascendieron a un total de 57,800 millones de soles entre mayo y octubre del 2020; lo que impulsó el crédito bancario a una tasa de crecimiento anual de 11.4% en ese mismo año. Excluyendo Reactiva, el crédito al sector privado se contrajo -4.6% en el 2020 según el BCRP.
“El programa ha permitido una mayor expansión del crédito, en especial a las empresas no corporativas. El crédito a las micro y pequeñas empresas (mype) aumentó 41.6%, los créditos a las medianas en 53.4%, y los desembolsos a las grandes en 21.8%. Excluyendo Reactiva, los créditos a mype y medianas empresas cayeron -4.9%, mientras el crédito a las grandes empresas cayó -6% en el 2020”, detalló Scotiabank.
Al descomponer la cartera comercial por sector económico, se observa que el sector Comercio Mayorista, que tiene un mayor peso en el total de créditos (9.5%), creció 37.1% en el 2020. También, Comercio Minorista tuvo un crecimiento de 33.2%, ritmo mayor al 2019 (-1.9%).
Por el lado de servicios, Transporte y Comunicaciones, que tiene una participación de 6% sobre el total de créditos bancarios, logro crecer 28.1% acelerándose con respecto al 2019 (24.2%). El crédito a la Actividad Empresarial creció 31.3%. Construcción tuvo un gran repunte, creciendo a un ritmo de 41.6% en el 2020, ritmo mucho mayor al 4.4% del 2019.
Los créditos al sector Manufactura también aceleraron con respecto al 2019. Venta y reparación de vehículos creció 23.5%, Cemento lo hizo 11% frente al 8.3% del 2019; Fabricación de productos de caucho y plástico revirtió la caída de -4% en el 2019 y se expandió 12% en el 2020.
Por el lado del sector No Primario, el crédito al Sector Agroexportador, que tiene una participación de 3.3% sobre el total de créditos, creció 16% el año pasado, mientras que el otorgado al sector Pesca lo hizo en 27.3%.
En el caso del sector Energía, es visible una gran recuperación (-22% en 2019 frente a un 13% en 2020).
“Se espera que este año el crédito a empresas se desacelere por la base grande de Reactiva en los saldos de 2020. Esta evolución dependerá de las acciones que tomen el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el BCR sobre las reprogramaciones en Reactiva y también de acuerdo con el desarrollo de nuevas medidas que realice para continuar sosteniendo la cadena de pagos en la economía. Los sectores Agro y Construcción están creciendo por encima de sus niveles pre-pandemia, lo que podría generar un crecimiento sostenido en el crédito a estos sectores”, puntualizo la entidad financiera.