Entre agosto del 2017 y septiembre de este año, entidades públicas y privadas del país han emitido bonos verdes por un valor aproximado de 1,5 billones de pesos, de acuerdo con el más reciente análisis de Casa de Bolsa sobre el tema.  Bancóldex, banco de desarrollo para el crecimiento empresarial, fue la primera empresa en emitir, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el primer título de este tipo en el mercado nacional hace tres años, por un monto de 200.000 millones de pesos que se destinaron a financiar proyectos para mitigar los efectos negativos del cambio climático.

La semana pasada, precisamente, el Banco de Bogotá hizo su primera colocación de bonos verdes por 300.000 millones de pesos en la Bolsa de Valores de Colombia. “Estos recursos –señaló la entidad en un comunicado– estarán destinados a financiar proyectos que respondan a alguna de las siguientes categorías: energías renovables, eficiencia energética, uso de la tierra, manejo de residuos, tratamiento de agua, transporte e infraestructura sostenible y construcción verde”.

Para esta emisión, el banco contó con el apoyo de Climate Bonds Initiative (CBI), Metrix Finanzas y el Gobierno británico, a través de su programa de asistencia técnica UK PACT Colombia. “Estos aliados –explicó la entidad– apoyaron el proceso de estructuración y consolidación del Primer Bono Verde Banco de Bogotá para financiar proyectos con beneficios ambientales”.

Los recursos que se obtienen con este tipo de títulos de deuda se orientan a financiar o refinanciar, en parte o en su totalidad, exclusivamente proyectos verdes, es decir, que van en línea con los principios que la Asociación Internacional de Mercados de Capitales definió para ellos.