La multinacional española Telefónica continúa con su búsqueda de negocios, inversiones y movidas por las filiales y asociadas de su holding Telefónica Hispanoamérica que agrupa sus operaciones en Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Uruguay, valorado a finales de 2020 en 3.884 millones de euros.´
No obstante, como resultado de la evaluación del deterioro de las participaciones, Telefónica Hispanoamérica registró una dotación de corrección valorativa por importe de 942 millones de euros. El mayor ajuste tuvo lugar en la filial mexicana Pegaso, por importe de 809 millones (en 2019, Telefónica había cerrado un acuerdo con AT&T para utilizar su red en México).

Telefónica realizó durante 2020 una amplia reorganización para agrupar en el holding de Hispam las distintas filiales de la teleco en la región: Telefónica del Perú, Colombia Telecomunicaciones, Telefónica Chile Holdings, Otecel o las filiales en Venezuela y México, que hasta entonces dependían directamente de la matriz o de Telefónica Latinoamérica Holding.

La mayoría de las operaciones se realizaron en el primer trimestre. A final de 2020, agrupaba las inversiones del negocio de telecos y comunicaciones electrónicas del grupo en Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Uruguay. Es decir, toda la región salvo Brasil y Argentina.