Un total de 28 estaciones acelerométricas que cuentan con sensores sísmicos se instalaron en los faros administrados por la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP). Así lo informó el presidente ejecutivo del IGP, Hernando Tavera, luego de validar la instalación en Tumbes de la última estación acelerométrica que forma parte del proyecto Sistema de Alerta Sísmica Peruana (SASPe).

Sostuvo que estas estaciones acelerométricas cuentan con sensores que permitirán alertar a la población segundos antes  que las ondas sísmicas generadas por un posible temblor ocurrido en el mar toque la zona costera.
El titular del IGP destacó que su institución y la Marina de Guerra del Perú, a través de la Dirección de Hidrografía y Navegación (DHN), coordinaron en abril de 2018 la suscripción de un convenio de colaboración interinstitucional, el mismo que afianza el espíritu conjunto del proyecto de inversión SASPe, y que definió el plan de trabajo conjunto.
Las 28 estaciones sísmicas instaladas por el IGP en los faros de la DHN son parte de la red de los 106 sensores que alertarán a la población en la costa peruana sobre posibles sismos mayores a los 6 grados de magnitud. Estas estaciones están ubicadas a lo largo del borde occidental, desde Tumbes hasta Tacna.
El SASPe prevé la implementación de 106 estaciones sísmicas en total en diez regiones costeras, para beneficiar a más de dieciocho millones de personas. “Estamos suscribiendo sendos convenios con las municipalidades distritales de áreas urbanas de la zona costera logrando constituir la gran familia SASPe”, resaltó el titular del IGP, órgano adscrito al Ministerio del Ambiente.